Libros Editados

Traductor para este blog

Los libros son las alfombras mágicas de la imaginación. Jorge Luis Borges

lunes, 9 de febrero de 2009

Hablé con Dios


En el ocaso del día y el silencio envolvente de la abrumadora noche, allí sentada en la penumbra, comencé un diálogo inerte.
Escuché el silencio y pensé – Que hermoso!
Que el silencio me escuche pensé - Que digno!
Con palabras simples y voz melancólica, le hablé a mis seres queridos, los que hoy no están conmigo.
Mis ojos como oasis en un desierto encontraron la humedad de las lágrimas.
Cuánta remembranza, cuánto dolor en el alma.
Algo tocó mi rostro, algo llenó mi ser y mi mente enardecida comenzó a escuchar mil palabras.
Palabras que cuando las comprendí apaciguaron mi ser y entonces allí mi cuerpo entro en la calma y una voz susurrante me dijo:
- Debes continuar y jamás dejes que el dolor que te abruma le gane a la grandeza de tu ser, llena de luz y amor los espacios vacíos, esos que han dejado tus seres queridos en tu corazón.
Llévale luz y amor con el pensamiento a los más necesitados, que aunque no te lo pidan te lo agradecerán.
Llénate de bondad, paz y humildad, porque si quieres ser grande ellas serán tu armadura.

Esperé un instante y la calma y el silencio regresaron, entonces pregunté – Quién eres? Dímelo!
Así escuché -“SOY YO”- y si crees en mí debes nombrarme y tú los has hecho para reprocharme lo que te he quitado, en cambio yo te he dado las armas para seguir luchando.
Cuando me incorporé creí que lo había soñado, pero dentro de mí supe que Dios había estado a mi lado. Hablé con Dios pensé y por un instante creí que no lo volvería a hacer.

JYOSTI
09/02/2009

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Páginas vistas en total