Libros Editados

Traductor para este blog

Los libros son las alfombras mágicas de la imaginación. Jorge Luis Borges

domingo, 25 de diciembre de 2011

La Navidad y el Cofre de los Deseos


Inmigrante de tierras lejanas, nuestra madre, había dejado a su familia que era muy numerosa, y las únicas noticias que, por aquellos tiempos tenía de ellos, eran por correo.
La algarabía se instalaba en la casa una semana antes de Navidad, para ella ese día era sumamente importante, había deseado una gran familia y la había conseguido.
Tenía incorporada esta festividad por tradición familiar, y estaba dispuesta a que nosotros la siguiéramos manteniendo viva.
Por ese entonces, comenzaban a llegar bellísimas tarjetas portadoras de deseos, eran tantos que mi madre los anotaba en un cuaderno.
Nosotros, no siempre los comprendíamos, pero también estaban presentes los más conocidos, salud, paz, bienestar, prosperidad…

Muchas cosas no se perciben cuando uno es niño, en Nochebuena esperábamos despiertos hasta las doce de la noche para ver si Papá Noel llegaba con su gran bolsa de regalos, pero nunca lo pudimos ver, entonces nos quedábamos dormidos y a la mañana siguiente corríamos hasta el árbol de Navidad, y allí los regalos que, no siempre, eran lo que habíamos pedido, igual estábamos felices, atravesábamos años difíciles.
Nuestro padre trabajaba todo el día y casi no lo veíamos, en cambio, nuestra madre, se sentaba en su sillón preferido y mientras contemplaba la alegría que teníamos con los obsequios, ella tomaba el cuaderno y leía en voz baja todos los deseos que había recogido de las tarjetas y de las personas que nos saludaban. Recuerdo que la mirábamos pensando qué hacía con ellos, entonces, me animé y le pregunté –Madre, ¿qué haces con todos los deseos de Navidad? –ella tomó mi mano y dijo –Los guardo en el cofre de los deseos, y a medida que se cumplen,  los saco de allí esperando que, algún día, quede vacío -. No me animé a preguntarle dónde guardaba ese cofre, si era grande o pequeño, de madera o se oxidaría con el tiempo. Ese era su gran secreto y  no quería defraudarla con tanta interrogación.

Sin darnos cuenta todo evoluciona y las tarjetas recibidas por correo, fueron cada vez menos, comenzaron a llegar por internet, y yo se las leía mientras ella anotaba los deseos tal como lo había hecho durante toda su vida. Los años pasaron para todos, muchas Navidades acumuladas en el recuerdo de mi madre que, ya anciana, seguía con su costumbre de guardarlos en su cofre.
Logramos ser una familia numerosa, ella disfrutaba mucho de sus nietos, lamentablemente faltaba papá, una cruel enfermedad nos había privado de su presencia física, pero no de su latente recuerdo.
La afinidad que siempre había tenido con mi madre hacía que ella, ya entrada en años, me hubiera considerado su confidente.
Otra Navidad y no puedo olvidar que tomó mis manos y dijo -Nunca te conté dónde guardo el cofre de los deseos y creo que llegó el momento de que tú lo sepas, es un lugar muy especial, dónde nadie lo puede encontrar ni abrir, lo guardo en mi alma y cuando ya no esté con ustedes,  sabrás que el último deseo que está allí se habrá cumplido –mientras decía esto sus ojos se llenaron de lágrimas y prosiguió– quiero que armes tu propio cofre con todos los deseos que recibas y los tuyos –finalizó la frase con voz quebrada-. No supe que contestar, me dejó consternado y a la vez asombrado ante la importancia de tan profundo secreto, respiré profundo y le prometí que comenzaría con mi cofre. Me cubrió con un abrazo infinito y profundo, como si fuera una despedida.
Ese, su último deseo,  pronto saldría de su cofre. De forma impensada, fue la última Navidad que compartimos.

Graciela Fioretti – Jyosti
25/12/2011

**Obra Registrada**

Con este relato culminan, por este año, las publicaciones sobre la Navidad. Deseo que hayan disfrutado de la secuencia de cartas y cuentos. Gracias y Feliz Navidad!

1 comentario:

Wersi dijo...

Al terminar de leerlo he llorado de emoción. Amiga, tus palabras se adentran en los corazones.
Si me lo permites me lo llevo para enmarcarlo en mi web a primeros de año. Empezaré al año publicando trabajos de mis colaboradores y quiero que seas la primera.
El día 2 la fecha de inicio.
Un beso y gracias.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Páginas vistas en total