Libros Editados

Traductor para este blog

Los libros son las alfombras mágicas de la imaginación. Jorge Luis Borges

sábado, 17 de diciembre de 2011

Carta a Papá Noel (IV) - Muchos años y poca memoria



Querido Papá Noel:

Llegué, no recuerdo exactamente que día, a este asilo, y en esta silla de ruedas tengo mucha dificultad para desplazarme por los pasillos.
Todavía estoy en etapa de adaptación, mi familia no consiguió que me dieran un cuarto para estar sola y tengo una compañera que habla mucho y se la ve feliz, no recuerdo su nombre, se lo volveré a pregunta.
Prefiero no hablar con ella, estoy sumergida en una gran tristeza, me han despojado de mi lugar, dicen que aquí mejoraré, pero no les creo.

Ya tengo ochenta y cinco años, he perdido la memoria y se hace muy difícil recordar lo inmediato, el cerebro está gastado,  no funciona y me pongo tan nerviosa que me hace mal.
Para completar estos baches,  mis piernas dejaron de sostenerme, un poco de artrosis, la cadera reemplazada por una prótesis, dijeron los doctores que me recuperaré pero yo sé que, nunca más voy a poder caminar.
Mis hijos me repiten hasta el cansancio que tenga paciencia. Los miro pensando que no imaginan que la he perdido.
Ellos dicen que en este lugar me atenderán durante todo el día, estaré acompañada,  y cuando me recupere, me regresarán a mi departamento.
¡Extraño mucho mi hogar!, aquí no sé dónde han guardado mi ropa, no encuentro nada, ni el camino para ir al baño o al comedor.

El jardín que es muy grande, está lleno de árboles y flores pero quiero estar poco, hay muchas abejas, les temo muchísimo. Por la pequeña ventana veo al resto de los ocupantes que toman sol, algunos juegan al ajedrez, otros caminan y disfrutan. ¿Porqué no puedo disfrutar?, estoy embriagada de tristeza, se acerca la Navidad y los recuerdos, como catarata, inundan mi mente, lloro mucho, demasiado. No quiero que los demás me vean así. No acepto este sitio, las sombras que la noche esparce por los pasillos, me están buscando.

Papá Noel, ya soy anciana para escribirte, pero siempre lo hice.
Desde niña cumpliste con todo lo que te pedí que, no siempre, fueron regalos o juguetes, también me colmaste de alegría al ver mis deseos cumplidos, entre ellos, tener una hermosa familia.
Por esto, sé que no me fallarás, dile al “Ángel de la Navidad” que me venga a visitar para Nochebuena, sin maletas me iré con él, ya nadie me necesita.

Le deseo a toda mi familia una Feliz Navidad abrigando los recuerdos que, en su corazón, tengan de mí.


Graciela Fioretti – Jyosti
17/12/2011

**Obra registrada**

2 comentarios:

wersi dijo...

Si los demás relatos me emocionaron, este ha llenado mi corazón de una gran pena. Son tantas las personas que se ven cómo esa pobre anciana.
No sé que más decir a tus palabras. Tan solo ..¡¡Sublime!
besos.

Luis Lenes dijo...

Hola Graciela.
Como estás. estuve un poco desaparecido, pero llegué.

Antes de todo quiero desearte unas felices fiestas, que tengas una excelente navidad y Año Nuevo, que sigas adelante con todos tus proyectos bien como hasta veo y observo que estas realizando, tu publicación de tu libro...etc.

Te deseo lo mejor Graciela!
Feliz 2012 !! y adelante!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Páginas vistas en total