Libros Editados

Traductor para este blog

Los libros son las alfombras mágicas de la imaginación. Jorge Luis Borges

martes, 6 de diciembre de 2011

Más que regalos (Carta a Papá Noel I)


Querido Papá Noel:

Faltan pocos días para la Navidad y me han dicho que debía escribirte una carta.
-¿Sabes algo? -no sé cómo hacerlo porque nunca tuve la posibilidad-.
Le he pedido a un amigo que me ayudara, pero me dijo que es muy fácil, solamente debo pedirte con pocas palabras… un juguete.
-¿Un juguete? - pensé un poco preocupado por tan absurdo pedido-.
Yo no creo que ahora necesite uno. De niño nunca tuve juguetes, porque a mi precaria casita tú nunca viniste para Navidad, seguramente pasaste muy de prisa para cumplir con lo solicitado en las cartas de otros niños.

Por ese entonces, nadie se acordaba de armar un árbol de Navidad, además no lo teníamos. Entre la mugre de mis delgadas piernas sostenía una estrella que había encontrado en la calle, estaba bastante gastada y tenía un par de puntas rotas, pero la mantenía allí hasta la medianoche con la esperanza de tener por milagro, un plato con comida.

Se hacía muy difícil por aquellos tiempos que mi madre pudiera darnos a mis seis hermanos y a mí una niñez más digna.
-¿Pero qué te digo? –discúlpame-. Tal vez, no sepas lo difícil que es intentar dormir sin haber ingerido nada sólido, solamente unos pequeños sorbos de sopa caliente y a la cama, en realidad no teníamos cama, todos nos acurrucábamos sobre unas maderas que estaban cubiertas por trapos y nos tapábamos con una colcha vieja que, de tanto uso, tenía más agujeros que el techo.

No podíamos ir a la escuela, estaba muy lejos de la casita y no había dinero para calzado, nos cubríamos los pies con medias rotas, una sobre otra. Así pasaron tantos días con sus noches y nunca dejé de soñar que algún día,  tendría lo suficiente para salir de tanta miseria.
¡Cuánta desdicha!, tuve una niñez diferente a la de muchos niños, pero igual a la de otros que aún viven con muchas carencias.

Papá Noel, necesito que pongas en la bolsa que llevas, algo más que juguetes y regalos. 
-¡Ya sé lo que voy a pedirte! -Quiero que recorras los hogares pobres y  les concedas un milagro para que todos puedan tener un plato de comida a diario.

-Sé que no me fallarás-. Porque en esta gran tienda de regalos, no tengo lo que acabo de pedirte.
Hasta la próxima Navidad. Seguramente me recordarás… soy el dueño de la casa de juguetes.


Graciela Fioretti – Jyosti
06/12/2011

**Obra registrada**

2 comentarios:

Nonna dijo...

Mientras millones de niños esperan sus juguetes y de los más caros posibles...otros solo piden pan y cobijo.¿No podría Papa Noel darle a eso niños lo más necesario?...Esta sociedad no se acuerda nunca de ellos. Si diéramos una pequeña porción de lo que nos sobra, habría para todos los que lo necesitan.
Una carta muy emotiva y que revuelve las conciencias.
Amiga, te felicito por tu gran obra.
Sublime y emotiva.
Besos.

Jyosti dijo...

Abordé este tema porque no puedo concebir que un niño no tenga comida. Tú sientes lo mismo que yo, vemos tanta injusticia, pero la conciencia de los que pueden ayudar a los comedores, no existe. Tengo que decir que hay personas solidarias que les dan un plato de comida por día a muchísimos niños sin ayuda de las autoridades electas. Lo mismo pasa con los Hospitales. Esta sociedad va para atrás. Un gran saludo y gracias por la calificación.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Páginas vistas en total