Libros Editados

Traductor para este blog

Los libros son las alfombras mágicas de la imaginación. Jorge Luis Borges

jueves, 30 de abril de 2009

Leyenda del la Flor del Ceibo



Cuenta la leyenda que en la tribu guaraní
Anahí era la india más fea,
pero su voz cautivaba con la sonoridad más bella.
Su hogar era una humilde choza
ubicada a orillas del inquieto Río Paraná.







En una de las frecuentes incursiones de sus indios
ella cayó prisionera y sin más fue condenada
en una noche de aquellas, a morir en la hoguera
porque le había dado muerte a su propio centinela.

Cuando la horrible sentencia llegó a ser cumplida
mientras su frágil cuerpo comenzó a quemarse
por la llamas de la fogata que habían preparado para ella,
algo extraño comenzó a suceder en ese mismo instante.

La delicada figura y el árbol a la que había sido atada
se agitaban de manera espeluznante ante las miradas
de los conquistadores que participaban de tan terrible matanza
y en ese momento huyeron de manera ágil y rápida.

A la mañana siguiente sin rastros de la muchacha
que durante la noche había sido brutalmente asesinada,
notaron que allí había un árbol inmenso de bellas flores purpurinas
crecido a orillas de ese río y encarnaba a la india con su tribu.

Flor del ceibo triste y solitaria, flor de la veneración
tienes en tu forma viva el palpitar de gran ternura
habita en ti Anahí reina fea de la voz más dulce,
eres la flor nacional de mi tierra patria, Argentina!

Jyosti
30/04/2009






*** Esta versión de la Leyenda del Ceibo está dedicada a nuestra Flor Nacional.

La esperanza que espera



Desazón, desasosiego en el portal del destino,
la penumbra y el olvido no se alejan,
absorben mi ser entero cual terribles sanguijuelas
y allí la tristeza se apodera de todo mí ser entero.

Quien pudiera resistirse a tan silente visita,
cuando llega ella se instala, no necesita ser invitada
apoderada del trono de la razón obsecuente
te inunda de sentimientos como río en la creciente.

Asalta lo más preciado, la alegría permanente,
las lágrimas sin turno previo brotan como manantiales,
los pensamientos sin rumbo se estancan todos juntos
nada parece hoy tener rastros de la felicidad ahuyentada.

Todo se encuentra enfrascado, sellado por ella misma,
no encuentro la escapatoria de tan difícil momento
deseo que pronto el tiempo la arrastre con el lamento
ya no logro soportar los días de penar eternos.

Tanta confusión me alarma y no puedo en la batalla
aunque mi corazón es muy fuerte me siento debilitada,
sin entendimiento lógico hoy solamente espero
que mañana ya se marche sin dejar rastros del desastre.

Deseo se aclare el entorno de mi vida y regrese mi sonrisa,
que el sol junto con la brisa me abracen como en el pasado,
que ese amor que no está a mi lado, me tomé otra vez de las manos.
Esperanza has de llegar para que ella se marche,
por ese mismo camino que la condujo a mi nido.


Jyosti
30/04/2009

miércoles, 29 de abril de 2009

Te llevaste mi sonrisa



Cada día de mi vida
Solitaria en mi sentir
Hoy se quedó sin reír
Porque tú no estas aquí.

Me robaste las sonrisas
Y el reír a carcajadas
Con tus bromas desatas
de situaciones inesperadas.

Tu flirteo apasionado
De un amor indefinido
De una historia sin sentido
De una pasión sin su nido.

Llora mi sentir cual duelo
Ya no tenemos encuentros
Me has vedado sentimientos
Mi risa se quedó en ese tiempo.

Conservo grabado en mi mente
Tu rostro con tu sonrisa.
Nada me la quitará jamás
Porque el eco de mi risa,
con ella permanecerá.

Jyosti
29/04/2009

domingo, 26 de abril de 2009

Leyenda del Cóndor Andino


Cóndor que llevas tan elegantemente golilla en el cuello
y acostumbraste a usarla después de haber sido derrotado,
luego de vergonzosa lucha contra un diminuto rival.

Cuenta la leyenda que don Cóndor había bajado al valle
en ocasión de “chinganas” que se celebraban con motivo de Semana Santa.
En uno de los bodegones instalados cerca de una plaza,
conoció a un compadrito charlatán y pendenciero,
muy famoso en el pago por su apodo de "Chusclín".

Se trataba nada menos que de un vulgar chingolo.
Luego de una entretenida charla, en la que alardeaban
de pendencieras hazañas y famosas borracheras
decidieron entre ellos realizar una singular apuesta.

Se desafiaron a beber vino y el que tomara más sin embriagarse,
ganaría y el perdedor pagaría por el vino consumido
y la "vuelta " para todos los se encontraban en la cantina.

Don Cóndor de buena fe trataba de agotar el líquido
sin reparar que Chusclín arrojaba al suelo cada sorbo
con tan sutil disimulo, para que su rival lo notara.
No acostumbrado a tomar vino Don Condor sintió dolor de cabeza
y a modo de vincha ató un pañuelo blanco en su contorno.

Advertido del engaño increpó a su contrincante,
poco duró la pelea, porque el chingolo con un certero golpe
le hizo sangrar la nariz y en el entrevero,
el pañuelo que don Cóndor tenía atado en la cabeza
se le cayó y desde entonces lo lleva puesto en el cuello.

*** Extraído de Leyendas Argentinas. Adaptación libre.
*** Dedicado a quienes preservan esta especie de la que quedan pocos ejemplares.
Ave majestuosa que casi alcanzas con tus alas desplegadas los 3 metros y engalanas La Cordillera de los Andes.

Jysoti
26/04/2009

sábado, 25 de abril de 2009

Nuestra historia


Escribí nuestra historia sobre un pergamino
para que el paso del tiempo no pueda destruirlo.
Mil veces tracé tu nombre para grabar en mí
cada vocal y consonante que forman parte de ti.

Quiero atesorar el pasado cuando estuviste a mi lado,
tu fragancia, tu prestancia, tu mirada, tus palabras
y el detalle de esa rosa que con amor me entregaste
el día que fui a tu encuentro llena de sentimientos.

Yo he dejado de quererte, tú has dejado de amarme
y esa eterna primavera que nos mantenía unidos
se ha convertido en invierno tan gélido y solitario
cual dos almas que distantes hoy ya no pueden dejarlo.

Un sin fin de gratos y simples momentos
miles de palabras de amor echadas a volar al viento
apasionados besos que han quedado encriptados
en los labios que no pueden hoy volver a decir te amo.

Caminos separados marcan nuestro lento andar
no podremos regresar a la hoguera de nuestra morada
que mantenía el calor del amor que me entregabas
y hoy sin flama candente, me murmura que dejé de tenerte.

Jyosti
25/04/2009

Una noche distinta


Inquietante sin límites hasta el máximo
placer de los amantes perdidos,
que no se entregan al amor.

Misteriosa y cautivante como leyenda,
de la que mucho se habla
y poco de su origen se cuenta.

Alarmante por tantos sonidos lejanos,
que como una orquesta afinando,
permanecen sin tocar ninguna melodía.

Noche me quedo encerrada en ti sin salida,
dormito entre los sueños y el descanso
con tu viento acompañando mi desasosiego.

Alertados mis sentidos ante tu oscuridad absoluta
te hacen una noche llena de misterio enlazado,
deseo ansiosa que pronto el amanecer te desplace.

Necesito nuevamente recuperar la calma
que me traerán los primeros rayos del sol
y la llegada de mi eterno y apasionado amor.

Jyosti
25/04/2009

Te amaré por siempre



Si pudieras desgajar mi alma
Solo sentimientos en ella hallarías.

Si volvieras a desnudar mi cuerpo
te encontrarías con lo mismo que te cautivó.

Si quisieras besarme apasionadamente
mi boca te daría el néctar que libaste tantas veces.

Si por siempre me guardas en tu recuerdo
sería la persona más feliz del universo.

Si hoy te dijera que te sigo amando
eternamente quedaría grabado en tus oídos.

Entonces porque me dejas como un barco
que sin capitán navega a la deriva.

Apodérate de todo lo que te doy nuevamente
y silente cabalga hacia mí como un jinete.

Nunca dejé de amarte como en el principio
nunca dejaste de cobijarme en tu nido.

Te amaré hasta que con el último hálito de existencia
pueda susurrarle al viento, que fuiste lo mejor de mi vida.

Jyosti
25/04/2009

El mar de los amantes

Atormentada por un amor absorbente,
inicié un viaje adentrado en el inmenso mar
para poder recuperar mí libertad
sin pensar que me depararía un destino fatal.

En la incertidumbre de la soledad
dentro de mi cuerpo joven y frágil
lo vi por primera vez y mi corazón
supo que él sería el dueño de mi candente amor.

Nuestras miradas se cruzaron en un pasillo
nada de linaje ni estirpe tenía
pero sus ojos me cautivaron hasta llenarme
las entrañas de eterna pasión sin freno.

Solamente desee desde ese instante
encontrarme envuelta entre sus brazos
entregada en cuerpo y alma íntegros
hasta la fusión completa de los amantes.

El mar testigo de nuestro desenfreno,
la tragedia aliada de nuestro destino,
los sentimientos amarrados con nudos marineros,
el final nos arrebató los sueños y a ti, mi dueño.

Gélidas aguas que como agujas punzantes
clavadas en los cuerpos los dejaban inertes
se apoderaron de todas nuestras ilusiones
y como un gigante se tragó el latir de nuestros corazones.


Jyosti
25/04/2009

****Foto del océano Atlántico costa Argentina

viernes, 24 de abril de 2009

El sendero


Sendero inhóspito de la serranía
no puedo ver adónde terminas.
Comienzo a caminarte lento
embriagada en el desconcierto.

Sinuoso y emparejado
libre de toda maleza
asciendes de forma perfecta
a tu meta que es la sierra.

¿Dónde terminas camino?
que de aquí no puedo ver.
Adónde me llevas perdida
y por tu encanto embelezada.

Bajo mis pies siento tu ripio
que moldea mi andar pausado
hasta llegar al final de tu altura
y simplemente descubra tu belleza atesorada.

Mirando a mí alrededor
como por un telescopio
observo atónita tu entorno
ese que sin límites te abraza.

Solamente y en silencio
aguardas que te caminen
y desde tu cima admiren
la belleza de tu origen.

Jyosti
18/04/2009


**** Sendero de Sierra de los Padres - Buenos Aires - Argentina







Regálame una flor


Con el más bello amanecer
que despierta la emoción,
esa que durmió junto a la pasión
y dejó nuestros cuerpos henchidos de amor.

Con esos rayos de sol suaves,
como tus caricias que me abordaron
en nuestra primer noche de amantes
y permanecerán tatuadas en mi sangre.

Con tu amor como brasa candente
he de quedarme embriagada mirándote,
mientras me desgarra el alma tu partir
atesoro las flores que me regalaste.

Ya sin más que dejar en el recuerdo
lo más preciado de nuestro encuentro
quedo rendida al destino de cupido
y te despido ilusionada de saberte mio.

Jyosti
18/04/2009

miércoles, 22 de abril de 2009

Cazadora de un sueño


Al verte mi ser entero supo que te conocía,
tus ojos, tu porte, tu risa y tu permanente alegría
llenaron en ese instante lo más grato de mi vida.

Atónita me quedé, sin esbozar palabras,
ellas todas atrapadas estaban en mi garganta.
solo atiné a responder las preguntas muy forzada.

Me imaginé entre tus brazos fuertes y tu cuerpo joven,
te apoderaste de mí solamente en ese instante,
vi nuestros cuerpos unidos como esculturas gigantes.

Cazadora de un sueño me sentí cuando desperté
de la alucinación más bella que contigo viví.
Cerré mis ojos y desee que se volviera a repetir.

Jyosti
19/03/2009

martes, 21 de abril de 2009

Obsesión



Mente que has capturado un amor irreal
y lo tienes encerrado en ti como prisionero.

Mente que no puedes razonar y entender
que ya no te pertenece más como ayer.

Presente en cada persona que se le parece,
pasado que sigue en un corazón latente.

Tiempo como péndulo de un reloj oscilante
que no se detiene para saber si lo encontrarás.

Estas en sus sueños, te has instalado en su ser
y no puede erradicarte de su sentir apasionado.

Saber que hoy ya no le importa encontrarte
aunque te siga viendo como espejismo a su lado.

Amarte obsesivamente hasta ser irracional
para que vuelvas y estar juntos nuevamente.

Entrar en la desesperación del ser añorado
y solamente amarlo en cada sueño al encontrarlo.

En un rincón oscuro expectante como buitre
aguarda el momento oportuno para atacar sin reparos.

Terminar con esta enfermiza relación de amor
que solamente está destruyendo al ser interior.

Nada más importa, hoy dejaremos de poseernos
porque nunca fui tuya y tú nunca fuiste mío,
tan solo fue mi obsesión y necesidad de amor.


Jyosti
16/04/2009

lunes, 20 de abril de 2009

El árbol


Añoso, imperfecto,
Los años plasmados
Tu tronco gris claro
Sin ramas primeras
Denotan que hoy tienes
El tiempo atrapado
En nudos desnudos
Que asoman quejosos
El viento inclemente
Que día tras días
Golpea tu corteza
Te seca despacio
Dejándote sin savia
Hasta que solamente mueras
Como lo que eres, un árbol.

Jyosti
15/04/2009

Gruta de los Pañuelos - Sierra de los Padres



















En el macizo rocoso de la Sierra de Los Padres se encuentra la Gruta de los Pañuelos. Toma ese nombre por los pañuelos que la gente devota coloca anudados entre sí y ruega el favor de Dios por intermedio de la virgencita que allí se encuentra.



















El comienzo de todo se remonta al año 1949, cuando una pareja de inmigrantes italianos colocó sobre el pedestal natural, dentro de la gruta una imagen de la Virgen y ató los primeros pañuelos, rogando les fuera concedido un hijo al que nunca habían podido gestar.

Al cabo de cuatro meses volvieron agradeciendo el milagro que la virgen les había concedido. Dejaron nuevos pañuelos y así comenzó a correr la voz entre los visitantes.








Pocos meses después esta pareja volvió al lugar pero esta vez traían entre sus brazos un niño y comentaron a todos los que querían escuchar que era el fruto de sus plegarias dichas allí mismo ante la virgen.

***Esta historia breve está escrita dentro de la gruta que ha sido reconocida por la Iglesia.
***Las fotos fueron tomadas el 18/04/2009.

domingo, 19 de abril de 2009

Sierra de los Padres (Acróstico)


Sierra que me cobijas sin
Imaginar lo que brindas
Eres un lugar de naturaleza absoluta
Retirada de la inquietante ciudad
Recostada sobre un cordón serrano
Anidas las más bellas y variadas aves.

Descubrirte ha sido mi mejor
Encuentro con los elementos.

Logras embriagar con tus verdes
Otrora los colores del alma
Sin escatimar absolutamente nada.

Para quienes conjugamos en ti los
Atardeceres más bellos que
Desde tu laguna también se disfrutan,
Regresar es mi pendiente
Envolverme en tu energía mi presente
Saber que te descubrí mi regocijo latente.

Jyosti
15/04/2009

*** Sierra de los Padres- Mar del Plata- Buenos Aires- Argentina-
La foto pertenece a este bellísimo lugar.

Te traerá un amanecer


Ansiedad contenida en mi sentir,
soledad que no puedo despejar,
amor que tengo para entregar.

Sentimientos desbordantes de pasión,
esperanza que no muere y se renueva,
recuerdos plasmados en mi corazón de amante.

Olvido que no dejas que venga a mi,
pasión latente para entregarme de cuerpo y alma,
súplica silenciosa y susurrante salpicada al viento.

Amanecer que con los primeros rayos de sol
me haces despertar pensando que vendrás
como siempre lo hiciste a paso silente.

Sigo esperando y con cada mañana renuevo la esperanza
que impoluta permanece en mí pensamiento
deseoso de ver un nuevo amanecer que te traiga aquí.

Jyosti
17/04/2009

Atardecer sin ti


Si por un instante breve
Se detuviera la tarde
Y el sol en el horizonte
Allí se quedara plasmado,
El tiempo, ante mis ojos
Me regalaría la imagen
Del más bello atardecer,
Prolongado en el espacio
Que no puedo disfrutar
Porque no estás a mi lado.
Envuelta con la naturaleza,
Impávida quedo observando
Los pájaros en vuelo circundante
Que regresan a sus nidos.
Una suave brisa acaricia mi rostro
Y me recuerda como tu mano lo hacía.
Una lágrima embriaga mis ojos
Por la tristeza de saber que no te tengo.
Regreso a la incierta realidad
Esta que me acompaña
Y permanecerá conmigo
Hasta que el velo nocturno
Con sus luces como luciérnagas
Me cubra y en el más profundo sentir
Pueda entender, que hoy no estás aquí.


Jyosti
13/04/2009
*** Foto que saqué de un atardecer en la Laguna de Los Padres.

viernes, 10 de abril de 2009

Piensa en mi pero no me extrañes


Si lo mejor que te ha pasado en la vida
He sido yo, quédate con ello.
Si ahora que debo dejar de amarte
Soy yo, no mueras por mi ausencia.
Si todo este torbellino de lágrimas
Te las saco yo, cuánto lo lamento.

Fui como una golondrina en tu vida
Y debo partir porque llegó el momento.
Tal vez regrese con el mejor amanecer
De una incierta primavera,
Tal vez por perecer nunca más regrese
Y continúes esperando verme.

Fuiste lo mejor que me ha pasado
Me llevo un cofre de recuerdos
Tan pesado como el sentimiento
Que me avasalla al tener que irme
Y dejarte grabado en tu ser
Risas, enojos, reconciliaciones y pasión.

Te amé y nada puede borrarlo de mí
Cada momento junto a ti lo he guardado
Te sigo amando pero no te puedo tener
Y eso me destruye el alma entera
No me extrañes, otra ocupará mi lugar
Pero piensa que te di el amor que jamás tendrás.

Jyosti
10/04/2009

No pudimos encontrar el amor


Con tus besos quitaste mi piel hasta besarme el alma.
Con mis besos desgajé tu cuerpo y te llené de sentimientos.
Sabes que será nuestro secreto porque solo en estas sábanas
Quedará el breve recuerdo de esta noche de pasión sin frenos.

Comienzo tan apasionado que terminó en el fracaso
Quisimos ser amantes pero como un cristal algo se rompió,
Me defraudaste lo sabes, por eso cubro mi cuerpo y me voy
Como una sombra cuando se oculta el sol.

No puedo estar más tiempo aquí, ya no te puedo mentir.
Deseo que los elementos se unan para mover
El motor de la inmensidad absoluta
Esa que ahora no tiene lugar para este desaliento.

Anhelo que allí se pueda quedar y permanecer en silencio.
Pero a pesar de este frugal mal momento y
Aunque el fracaso haya marcado el resto de nuestras vidas,
con ese comienzo desenfrenado de tu amor, espero vuelvas a mí.

Siento mi corazón vacío, lleno de desconsuelo y sin amor
Porque no puede encontrarte para decirte que tal vez,
Yo no fui lo suficiente para ti y permanecerá expectante
Hasta hallarte y sin el pasado, te pida nuevamente comenzar.

JYOSTI
16/02/2009

miércoles, 8 de abril de 2009

Dejaste de amarme

Así vuelvo al hoy y entiendo como una cascada ahogándome que no volverás
pues tu partiste para no regresar jamás y solo me quedo con mis recuerdos.
Sé que no podré escapar de esta pena que es el abismo mismo de mi soledad,
por que además de las maletas te llevaste mi sueños e ilusiones,
dejándome las flores blancas en mi corazón enamorado hoy marchitas,
dejando vacío el corazón y seco el espíritu de nuestro amor.
Con esto siento que muero, porque lo más terrible de tu partida es mi destino inexistente
ese destino que creí que construido junto a ti.
sobre los más sólidos cimientos, era nuestra fortaleza de amor eterno.
Pero aún no entiendo que fue lo que falló, no entiendo si fuiste tú o yo,
perdóname si la culpa es mía, esta pena me la llevaré hasta el final de mis días,
sí, el día que muera en mi ataúd solo llorará esta herida que no cerró,
porque aún tu alma emana la luz que alimenta a la mía dándome la vida.
Aunque lejos estés de mi el saber que eres feliz me dará un poco de alegría
pero aún así en cada noche sumergida en el silencio inerte lloro tu partida,
mientras que tu aroma aun flota en mi cama y me permite recordar
cada noche de amor con nuestros cuerpos desnudos envueltos en sábanas blancas,
con el sudor empañando los cristales de nuestra habitación
con la luz de la luna plena que por la ventana entreabierta alimentó nuestra pasión
y se ponía celosa de no tener ella la exaltación de nuestro amor cual
fiel testigo de la última vez que me tomaste entre tus brazos antes de partir
y al igual que yo se preguntaba que fue lo que ocurrió aquí,
como un susurro del destino solamente, tú dejaste de amarme para seguir tu camino.

Keos-Jyosti
02/04/2009
*** Quiero agradecer a Keos un amigo de las letras que vive en Méjico la deferencia que tuvo al escribir conmigo.

martes, 7 de abril de 2009

Sentimientos en penumbras


Cuando sentí que iba a caer
Me tomaste y levantaste.
Cuando necesite amor
Me rodeaste y acariciaste
Cuando la tristeza me invadió
Enjugaste mis lágrimas de dolor
Cuando necesite una ayuda
Tú me la diste sin reparos.
Cuando te conocí te escuché y
Al instante me enamoré de ti
El no poder ver tu rostro
Me sumergió en una gran pena
Creí que me quedaría
Por siempre sola con ella
Pero fueron tus manos
Las que me contuvieron
Y suavemente me acercaron
Contra tu cálido cuerpo
Sé que solamente de tu mano
Seguiré el resto del camino
Ese que no puedo ver
Porque mis ojos sin luz
Me han dejado sin sombras
Y vivo en la penumbra eterna
Hoy te percibo junto a mí
Y solo sé que si me sueltas
Sola no podré seguir.

Jyosti
07/04/2009

El Bosque


Añoso poseedor de senderos y secretos misteriosos,

tu vida son tus árboles, enraizados han plasmado tu tiempo,

con sus ramas entrecruzadas que como lazos te abrazan.


Tú me detienes arrastrando hacia mí las remembranzas

de aquella niñez inocente del día que te descubrí.

Quisiera ser la savia para estar dentro de ti,

que mi mente y mi alma enteras aprisionadas todas ellas,

en este instante de mi tiempo se queden a vivir aquí.


Refugio de tormentos de aves en extinción,

cobijas en tus ramas sus trinos cada mañana.

Explorarte es mi pendiente, ser tu alma,

tu rocío,tu atardecer y tu noche, formar parte de tu suelo,

tu recebo y ser tu cubierta de hojas verdes

las que con el paso del tiempo en ti perduran inertes.


Me despido porque parto a la cuidad ruidosa,

aunque por dentro gota a gota me desarme el alejarme

de tu irremplazable energía de naturaleza bendita.

Bosque,. espera mi regreso, aunque la vejez de mi cuerpo

nuevamente me traiga hasta ti, caminando a paso lento


Alumine- Jyosti

20/03/2009


*** Agradezco a mi amiga Alumine por haberme dado la posibilidad, inspiradas en la naturaleza de poetizar un bosque. La foto fue tomada en el camino que va al Paraná de las Palmas- Buenos Aires - Argentina

lunes, 6 de abril de 2009

El placer de amarte


Inundaste mis sentidos
Como manantiales vírgenes
Ahogándome las palabras
vibrando como cascadas.
Sobre mi piel los cristales
Que me cubrían sin reparos
Era el sudor de tu cuerpo
Que como rocío de verano
Me penetraba las entrañas
Hasta quedar extasiada.
Tú lograbas con un beso
Que yo me entregara a ti
Sin más que los sentimientos,
Hoy no tengo la respuesta,
Que nos está pasando
Ya no percibo la pasión
El tiempo se la ha llevado.
Quiero una oportunidad
Para poder recobrar
Lo que tanto valoré
Ese placer de amarte
Que hoy no sé adónde se fue.
Estoy dispuesta contigo
A intentar recuperarlo
Necesito que me ames
Cómo cuando nos conocimos
Quiero ser tu atardecer
Tus noches de luna plena
Que me colmes todo el cuerpo
Con las brillantes estrellas
Y sobre arenas doradas
Con las olas murmurando
Todos sepan, que otra vez,
… eres mi mejor placer.

Jyosti
06/04/2009

domingo, 5 de abril de 2009

Mi Guitarra



Acordes de guitarra criolla
Que en tus cuerdas les doy vida
Nacen de mi corazón
Y en tu caja de madera
Tallada tan similar
Al cuerpo de una mujer,
Que entre mis brazos rodeo
Y sobre mi corazón enamorado
La mejor melodía te tocaré.
Entre estas cuerdas anida
Mi pasión de amor eterno
Y te la entrego esta noche
Aunque mis manos cansadas,
Por la pasión despertadas
Comienzan a repartirse
Con cada nota emocionadas
Y allí todos los acordes
Te entregan mi melodía
Eres para mí como mi guitarra
No me dejes te lo pido
Porque no quiero que ambas
En un lugar escondido
Deba dejarlas guardadas
Junto con el olvido.

Jyosti
05/04/2009
*** Esta remembranza es de mi adolescencia que fue acompañada por mi guitarra criolla y aún la tengo guardada.

sábado, 4 de abril de 2009

La Salamanca - Leyenda Argentina


Misteriosa leyenda de la Salamanca,
Tu lugar oculto bajo tierra, cuyo ingreso es un túnel
Y solo el que sabe la palabra puede hacer visible la cueva
Encontrando la entrada y con ella su experiencia.

En la espesura del monte hay una caverna escondida
Dónde la orientación se pierde y todo parece igual
Tiene una entrada secreta, semioculta entre las breñas
Custodiada por feroces animales sin igual.

Cueva de la Salamanca solamente llegan a ti
Quienes deciden hacer un pacto con el Súpay,
Los más fuertes y corajudos aceptados serán
Pero antes probarán su apostasía y habilidad.

Si superadas las pruebas durante la iniciación
Probando destreza física al resistir los ataques
Podrá el aprendiz conocer todos los secretos
Que está buscando allí junto con la Magia Negra.

Tendrán poder y riquezas los brujos y las brujas
Allí regodearán en lujurioso frenesí,
Con cantos, bailes y toda clase de placeres
Acompañados por un constante sonar de música.

Aún cuando el iniciado pueda perecer en el camino
Llegar al centro del laberinto tiene su premio
Ellos son la sabiduría y el poder eterno
Aprendiendo el arte de la curandería y el idioma de los animales.

A tu leyenda los bandeños la mantienen viva
Una vez al año un festival te conmemora
Bailando noches seguidas el folklore te da vida
Porque todo el mundo sabe que eres leyenda Argentina.

Jyosti
04/04/2009


*** Súpay sinónimo de Diablo

Tempestad de Recuerdos (Irlandesita - Jysoti)


Atrapado esta mi corazon entre tus garras

y mi alma destrozada por tu abandono.

Tu barco se alejó despacio de mi orilla

dejándome un océano de desconsuelo.


Anhelo tu boca absorbiendo mis lágrimas

esas que sobre mis mejillas aún ruedan

en la remembranza de mis viejos recuerdos

que sigue viva cada vez que te pienso.


Seduces mi mente con solo una mirada tuya

y mi cuerpo se agita junto con mi alma

derrámate sin miedo sobre mi otra vez

como la primera noche que la luna albergó nuestro ser.


Ardientes por la pasión bajo la noche estrella

daplagada de tu esencia entre mis cabellos sinuosos

y mi aroma con el tuyo que se fundieron en uno

sobre un halo de felicidad y placer colmándonos.


Como un halcón peregrino pasaste por mi vida

para después volar dejándola vacía llevándote todo

lo que te dí, pensando que siempre sería tuya

¡qué ingenuidad la mía! separaste nuestros caminos.


Hoy recostada sobre mi tristeza

me angustia ver que no pudo ser.

Que cobijaban tu alma y la mía

en su interior el deseo de perder.


La ilusión se esfumó como el aire a mis pulmones

como las olas se mezclan en el inmenso mar azul.

Tus manos se fueron y ahora me siento perdida

aunque sabes que estás y estarás dentro de mi.

Irlandesita19- Jyosti


** Quiero agradecer a Irlandesita por haberme pedido que hicieramos una poesía juntas.

Espero les guste.
04/04/2009

El retrato (Wersi-Jyosti)


Esta mañana no pude evitar levantarme asustada, ni dejar de pensar en el sueño que había tenido. Salí con premura de la casa, para no llegar tarde a la oficina, olvidando leer la correspondencia que había dejado sobre la mesita del teléfono.

Mientras manejaba entre el tránsito más intenso de la autopista, pensaba en ese sueño y nuevamente el temor me invadía.
Sin más que la rutina diaria, al atardecer ya en mi hogar, despojada de la ropa formal, cómodamente me senté en mi sillón preferido y leí la correspondencia.

Extrañamente había una invitación a una exposición de arte, entonces pensé
– ¿Arte? -¿Quién puede invitarme? -¡Y es para esta noche!
No podía dejar de asistir, la anfitriona era una amiga de la infancia a la que hacía tiempo le había perdido el rastro, estaba en la ciudad y acordándose de mí, me había invitado a su primera muestra de pinturas.
Recordé cuando niñas los bellos retratos que solía realizar solamente a lápiz.
Llegué al lugar del encuentro para ir todos juntos a la muestra y encabezando el grupo entramos en la casa de la familia más adinerada y misteriosa de la ciudad.

Luego de los saludos, allí me quedé parada indemne frente a un retrato cuyos ojos, por un instante, tuvieron un sutil movimiento y eso justificaba la mirada persistente y extraña que se instaló en mi mente.

Mire hacia atrás esperando encontrar a alguien conocido porque me asustaba ese rostro y también lo que había dentro de la casa, entonces recordé mi sueño y me sentí esta vez atrapada en él.
Una mano sobre mi hombro me sacó por un instante de ese terrible trance, era mi amiga, que estaba muy contenta porque había asistido a su exposición y deseaba contarme en un instante todas sus experiencias como pintora.

Escuchaba atentamente sus anécdotas y nuevamente tuve la sensación que me veían desde la pintura, ella notó mi piel empalidecida y me preguntó si estaba bien.

Las palabras trabadas en mi garganta me ahogaron hasta que pude contarle mi experiencia poco normal. Esperando que se riera por lo acontecido, me llevé la sorpresa al saber que ese retrato no lo había pintado ella, le pertenecía a la anterior familia que había vivido en esa casa y cuando la vendieron expresamente dejaron puesto como condición que debía permanecer en ese lugar. Atónita, con la sangre helada que me corría por todo el cuerpo no entendía porqué, pensé que ese cuadro podía ser de ella, cuando en realidad estaba en un lugar separado del resto.

¡Qué absurdo! ¡basta ya de imaginar cosas! - me dije una y otra vez- al fin de cuentas era pasar la velada.
Aún así, decidí averiguar con alguien allegado a la familia, la historia de esa pintura.

Nuevamente mi sueño y el dèjá vu se instalaron cuando me contaron que ese retrato ya estaba con la casa y según decían los antiguos moradores, había un pasadizo secreto, y uno de los hijos de esa familia llegaba por él hasta ubicar su rostro detrás de los del retrato y observar a su padre todas las noches.
¡Que absurdo! – pensé nuevamente, con que motivos un niño deseaba espiar a su padre a través de los ojos de un retrato.

Estaba viviendo mi sueño en ese instante con la diferencia de época, yo sí sabía porqué ese niño espiaba a su padre y lo mas intrigante era que aún alguien continuaba usando ese pasadizo, porque no fue una simple impresión ver movimientos en los ojos de la pintura, ahora estaba convencida de que era una realidad.

Presa de la curiosidad decidí pedir permiso para adentrarme en aquellos pasillos, lo que descubrí en ellos descifró el misterio de mi sueño y del cuadro.

El cuadro era el retrato de una bellísima y joven mujer, lucía un vestido de organdí blanco, como tocado, cubriendo sus dorados cabellos portaba un sencillo y discreto sombrero con una rosa roja cayendo con elegancia hacia un lado. Era la madre del niño que observaba cada noche a su padre y veía a través de los ojos de ella en el cuadro, los malos tratos que a diario él le obsequiaba a la mujer. Hasta que llegó el fatídico día en que su corazón no pudo más, se consumió la llama que le daba la vida hasta dejarla exhausta de tantos golpes sufridos en su tierno cuerpo.

Su belleza se extinguió una noche de tormenta. Su marido decidió celebrar una bacanal incluyendo en el grupo a su mujer. Las quejas de ella de nada sirvieron, el hacía oídos sordos. Aquella noche corrió el alcohol más de lo debido. Fue vejada, azotada, humillada, violada, con un sadismo atroz todos los hombres usaron su cuerpo acuciados por el marido que se divertía a costa de su sufrimiento. Toda la dantesca escena fue vista por aquellos ojos infantiles; a pesar de las lágrimas y la impotencia no cesó de mirar. Juró vengar a su madre en cuanto tuviera fuerzas. Su corta edad que apenas pasaba de los 10 años, no se lo permitía. Esperaría el momento adecuado, tenía todo el tiempo del mundo.
Tan solo una cosa le preocupaba, su madre no aguantaría mucho, aquella noche recibió una brutal paliza por parte de todos los que allí se encontraban.

Al marchar los invitados un silencio sepulcral invadía el ambiente, la escena era digna de una película de terror. Parecía que había pasado un terremoto por el lugar, el hombre lo miraba todo desde su sillón. Apoltronado en el se relamía de placer con la visión del cuerpo moribundo de su mujer. Se acercó a ella y pudo apreciar sus últimos suspiros de aliento, justo en aquel momento moría.

Borracho y tambaleante, todavía tuvo fuerzas para desembarazarse del cuerpo. Debía borrar toda huella de lo allí ocurrido. Contaría a todo el mundo que ella le abandonó, era de carácter introvertido y apenas se relacionaba con los vecinos. Nadie se extrañaría, ni siquiera sus hijos, salvo el pequeño, pero eso el no lo sabía.

Con destreza condujo el cadáver hacia los pasillos secretos de la casa. Era un hombre alto y fuerte, el peso de ella era como el de una suave y sutil mariposa al lado suyo.
En uno de los pasillos había un gran hueco, el lugar era oscuro y casi nadie sabía que existía. Allí mismo la emparedó y la huella de su mujer se borró para siempre de la casa.

Al poco tiempo él murió presa del dolor que le producían los remordimientos producidos por su “hazaña”. Aquel niño envuelto de miedo, se volvió triste y taciturno, se encerró en los pasillos de aquella casa. Al marchar de allí sus hermanos para vivir con otros familiares al no lo hallarlo nunca, creyeron que había huido y se había perdido en el bosque. Jamás lo encontraron.

Miraba a menudo desde el cuadro con la esperanza de que alguien lo viera.
Murió solo y desnutrido, pero su alma en pena seguía buscando la mirada de alguien a través de aquellos bellos ojos de la mujer que le había dado la vida.

Y ahí estaba yo sin poder contener mi curiosidad, dispuesta a descifrar el misterio. Una vez dentro de los pasadizos hice un descubrimiento que me dejó sin habla.
El niño había ido escribiendo en las paredes todo lo que aconteció la fatídica noche dando detalles del lugar donde se encontraba el cuerpo de su madre.
Como pude salí de aquel oscuro lugar, relaté a los dueños y a mi amiga muy discretamente lo que descubrí. Se llamaron a las autoridades y todo se descubrió gracias a la constancia del pequeño.
A partir de aquel día nunca más se vio aquella mirada furtiva desde el cuadro.

Doy gracias a mis sueños y a mi tozudez por descubrir misterios.

WERSI-JYOSTI
04/04/2009


*** Mi agradecimiento a Wersi por haberme ofrecido el desafío de escribir un relato. Espero que la historia les guste. Jyosti

viernes, 3 de abril de 2009

Volemos con las aguilas (Acróstico)




Vernos como las águilas entre la
Oscuridad de las nubes que nos cubren
Lograremos enfrentar la tempestad y
Elevándonos frente a ella dejarla atrás.
Mientras crean que no lo lograremos
Oscilantes nuestros cuerpos en el cielo
Sin reparos ante la adversidad ganaremos.

Convencidos al circundar el mundo una y
Otra vez se ha instalado la condena de
No dejarte que me ames cómo tú quisieras.

Lucharás por nuestro amor con las
Alas desplegadas y en vuelo hacia el nido
Serás fuerte para soportar nuestro destino

Aquí y ahora ha llegado el momento y
Ganándole a las adversidades que nos golpean
Unidos cambiaremos la actitud del parecer.
Imitemos la majestuosidad de renovación de
Las águilas y volemos como ellas hacia las
Alturas para renacer en cuerpo y alma
Sabiendo que podremos comenzar, con nuevas alas.


Jyosti
03/04/2009










jueves, 2 de abril de 2009

Niñez desolada (Alumine-Jyosti)


Destino que has robado mi hogar en mi niñez

Hoy aquí esperando entre viejas maletas

Llegaron tiempos de tormenta.

Sigo aguardando a mi padre que no regresa

Noches de miedo para mi infancia mullida

No pueden entender que todavía soy niña,

Que necesito el calor de la morada que cobija

Sentada sobre esta mesa de mantel arrugado

Mi madre esconde el sollozo en sus ojos gris pena

No puede con este dolor que le desgarra el alma

Me esboza una sonrisa, acaricia mi cabellera

Y me sostiene entre sus brazos para enjugar su tristeza

Angustia y desazón por la vida que nos espera

Pienso que teniendo su sombrero entrará por la puerta

Abrazara a mi madre y al mirarme dirá volví mi pequeña

Pero es como un sueño inalcanzable, a él se lo devoró la guerra.

Temores, soledades, envueltas en pobreza

Llegaron, se instalaron y nos obligan a partir

Veo a mi madre sacar a la luz toda su fortaleza
Desde hoy ella será con los recuerdos, el pilar de mi existencia.


Alumine-Jyosti

02/04/2009


*** Agradezco a Alumine una gran poetisa el ofrecimiento de hacer este poema juntas. A mis lectores espero les guste. Jyosti

Halcón Peregrino


Vuelo rasante de Halcón Peregrino,
ave de presa de espalda gris azulada,
alas al gris pizarra con barras marrones,
manchas oscuras salpican tu pecho y cabeza
que termina con una amplia bigotera negra.

La velocidad de tu vuelo se compara
con la de un crucero de mares abiertos
pero cuando cazas ya nadie te alcanza
eres el ave más rápido del mundo,
por eso te llaman el halcón viajero.

Tu dieta consiste en aves de tamaño medio
y pequeños mamíferos, reptiles e insectos.
A un año de vida te emparejas de por vida,
anidas en pequeñas oquedades en el suelo,
estructuras elevadas y bordes de acantilados.

Halcón peregrino de puntiagudas alas
enmarcan tu silueta en vuelo abierto,
tu pico cerrado cerca de la punta te permite
cortarle la columna en el cuello a tu presa
combinas con tus garras tu habilidad y destreza..

No mueras halcón, estás en peligro de extinción.
Hoy en cautiverio con otras especies
te cruzan para producir un ave híbrida y
mantener tu popularidad en cetrería y en libertad
sigas manteniendo tu nombre… eres Halcón peregrino.

Jyosti
02/04/2009

*** Dedicado a quienes se ocupan y preocupan con mucho esfuerzo al salvar las especies en extinción.

miércoles, 1 de abril de 2009

TUSTEXTOS.COM (Acróstico)


Te ofrecemos en este sitio textos para leer y comentar
Unimos nuestras más profundas emociones, pues
Somos un grupo que disfruta la incansable escritura
y
También la lectura acompañada de un glosario de impresiones.
En este lugar de poetas y poetisas incansables
Xenófilos quienes desean compartir escribiendo en bandas
Tenemos la certeza de que se hace con el alma,
Olvidarnos de quien creo este lugar de encuentro poético
Sería no reconocer lo valioso que es para estos encuentros
. .. nuestras plumas dejan aquí los mejores versos
Como las notas que enlazan una perfecta melodía
Otrora sin descanso con la palabra, la ilusión y la esperanza
Mientras la mitad del mundo duerme, la otra nos está leyendo sin pausas.


Jyosti

01/04/2009


** Este acróstico lo he dedicado al sitio dónde publico alguna de mis poesías.

Es un lugar de poetas y poetisas muy dignos/as de leer.

Para quienes quieran pasar por allí y disfrutar de las letras les paso el link


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Páginas vistas en total