Libros Editados

Traductor para este blog

Los libros son las alfombras mágicas de la imaginación. Jorge Luis Borges

sábado, 4 de abril de 2009

El retrato (Wersi-Jyosti)


Esta mañana no pude evitar levantarme asustada, ni dejar de pensar en el sueño que había tenido. Salí con premura de la casa, para no llegar tarde a la oficina, olvidando leer la correspondencia que había dejado sobre la mesita del teléfono.

Mientras manejaba entre el tránsito más intenso de la autopista, pensaba en ese sueño y nuevamente el temor me invadía.
Sin más que la rutina diaria, al atardecer ya en mi hogar, despojada de la ropa formal, cómodamente me senté en mi sillón preferido y leí la correspondencia.

Extrañamente había una invitación a una exposición de arte, entonces pensé
– ¿Arte? -¿Quién puede invitarme? -¡Y es para esta noche!
No podía dejar de asistir, la anfitriona era una amiga de la infancia a la que hacía tiempo le había perdido el rastro, estaba en la ciudad y acordándose de mí, me había invitado a su primera muestra de pinturas.
Recordé cuando niñas los bellos retratos que solía realizar solamente a lápiz.
Llegué al lugar del encuentro para ir todos juntos a la muestra y encabezando el grupo entramos en la casa de la familia más adinerada y misteriosa de la ciudad.

Luego de los saludos, allí me quedé parada indemne frente a un retrato cuyos ojos, por un instante, tuvieron un sutil movimiento y eso justificaba la mirada persistente y extraña que se instaló en mi mente.

Mire hacia atrás esperando encontrar a alguien conocido porque me asustaba ese rostro y también lo que había dentro de la casa, entonces recordé mi sueño y me sentí esta vez atrapada en él.
Una mano sobre mi hombro me sacó por un instante de ese terrible trance, era mi amiga, que estaba muy contenta porque había asistido a su exposición y deseaba contarme en un instante todas sus experiencias como pintora.

Escuchaba atentamente sus anécdotas y nuevamente tuve la sensación que me veían desde la pintura, ella notó mi piel empalidecida y me preguntó si estaba bien.

Las palabras trabadas en mi garganta me ahogaron hasta que pude contarle mi experiencia poco normal. Esperando que se riera por lo acontecido, me llevé la sorpresa al saber que ese retrato no lo había pintado ella, le pertenecía a la anterior familia que había vivido en esa casa y cuando la vendieron expresamente dejaron puesto como condición que debía permanecer en ese lugar. Atónita, con la sangre helada que me corría por todo el cuerpo no entendía porqué, pensé que ese cuadro podía ser de ella, cuando en realidad estaba en un lugar separado del resto.

¡Qué absurdo! ¡basta ya de imaginar cosas! - me dije una y otra vez- al fin de cuentas era pasar la velada.
Aún así, decidí averiguar con alguien allegado a la familia, la historia de esa pintura.

Nuevamente mi sueño y el dèjá vu se instalaron cuando me contaron que ese retrato ya estaba con la casa y según decían los antiguos moradores, había un pasadizo secreto, y uno de los hijos de esa familia llegaba por él hasta ubicar su rostro detrás de los del retrato y observar a su padre todas las noches.
¡Que absurdo! – pensé nuevamente, con que motivos un niño deseaba espiar a su padre a través de los ojos de un retrato.

Estaba viviendo mi sueño en ese instante con la diferencia de época, yo sí sabía porqué ese niño espiaba a su padre y lo mas intrigante era que aún alguien continuaba usando ese pasadizo, porque no fue una simple impresión ver movimientos en los ojos de la pintura, ahora estaba convencida de que era una realidad.

Presa de la curiosidad decidí pedir permiso para adentrarme en aquellos pasillos, lo que descubrí en ellos descifró el misterio de mi sueño y del cuadro.

El cuadro era el retrato de una bellísima y joven mujer, lucía un vestido de organdí blanco, como tocado, cubriendo sus dorados cabellos portaba un sencillo y discreto sombrero con una rosa roja cayendo con elegancia hacia un lado. Era la madre del niño que observaba cada noche a su padre y veía a través de los ojos de ella en el cuadro, los malos tratos que a diario él le obsequiaba a la mujer. Hasta que llegó el fatídico día en que su corazón no pudo más, se consumió la llama que le daba la vida hasta dejarla exhausta de tantos golpes sufridos en su tierno cuerpo.

Su belleza se extinguió una noche de tormenta. Su marido decidió celebrar una bacanal incluyendo en el grupo a su mujer. Las quejas de ella de nada sirvieron, el hacía oídos sordos. Aquella noche corrió el alcohol más de lo debido. Fue vejada, azotada, humillada, violada, con un sadismo atroz todos los hombres usaron su cuerpo acuciados por el marido que se divertía a costa de su sufrimiento. Toda la dantesca escena fue vista por aquellos ojos infantiles; a pesar de las lágrimas y la impotencia no cesó de mirar. Juró vengar a su madre en cuanto tuviera fuerzas. Su corta edad que apenas pasaba de los 10 años, no se lo permitía. Esperaría el momento adecuado, tenía todo el tiempo del mundo.
Tan solo una cosa le preocupaba, su madre no aguantaría mucho, aquella noche recibió una brutal paliza por parte de todos los que allí se encontraban.

Al marchar los invitados un silencio sepulcral invadía el ambiente, la escena era digna de una película de terror. Parecía que había pasado un terremoto por el lugar, el hombre lo miraba todo desde su sillón. Apoltronado en el se relamía de placer con la visión del cuerpo moribundo de su mujer. Se acercó a ella y pudo apreciar sus últimos suspiros de aliento, justo en aquel momento moría.

Borracho y tambaleante, todavía tuvo fuerzas para desembarazarse del cuerpo. Debía borrar toda huella de lo allí ocurrido. Contaría a todo el mundo que ella le abandonó, era de carácter introvertido y apenas se relacionaba con los vecinos. Nadie se extrañaría, ni siquiera sus hijos, salvo el pequeño, pero eso el no lo sabía.

Con destreza condujo el cadáver hacia los pasillos secretos de la casa. Era un hombre alto y fuerte, el peso de ella era como el de una suave y sutil mariposa al lado suyo.
En uno de los pasillos había un gran hueco, el lugar era oscuro y casi nadie sabía que existía. Allí mismo la emparedó y la huella de su mujer se borró para siempre de la casa.

Al poco tiempo él murió presa del dolor que le producían los remordimientos producidos por su “hazaña”. Aquel niño envuelto de miedo, se volvió triste y taciturno, se encerró en los pasillos de aquella casa. Al marchar de allí sus hermanos para vivir con otros familiares al no lo hallarlo nunca, creyeron que había huido y se había perdido en el bosque. Jamás lo encontraron.

Miraba a menudo desde el cuadro con la esperanza de que alguien lo viera.
Murió solo y desnutrido, pero su alma en pena seguía buscando la mirada de alguien a través de aquellos bellos ojos de la mujer que le había dado la vida.

Y ahí estaba yo sin poder contener mi curiosidad, dispuesta a descifrar el misterio. Una vez dentro de los pasadizos hice un descubrimiento que me dejó sin habla.
El niño había ido escribiendo en las paredes todo lo que aconteció la fatídica noche dando detalles del lugar donde se encontraba el cuerpo de su madre.
Como pude salí de aquel oscuro lugar, relaté a los dueños y a mi amiga muy discretamente lo que descubrí. Se llamaron a las autoridades y todo se descubrió gracias a la constancia del pequeño.
A partir de aquel día nunca más se vio aquella mirada furtiva desde el cuadro.

Doy gracias a mis sueños y a mi tozudez por descubrir misterios.

WERSI-JYOSTI
04/04/2009


*** Mi agradecimiento a Wersi por haberme ofrecido el desafío de escribir un relato. Espero que la historia les guste. Jyosti

2 comentarios:

wersemei dijo...

El gusto ha sido todo mio, una experiencia que no m eimportará volver a repetir por la facilidad que me has dado para trabajar conjuntamente contigo.
Es el segundo trabajo que hacemos y me he sentido muy ligera y feliz de realizarlo.

Un beso para tí Jyosti, eres una gran persona.

Wersi

Jyosti dijo...

Wersi, reitero el mutuo placer de trabajar juntas.
Por los desafíos que me propones te felicito me incentivan de una modo que no imaginas.
Un beso y abrazo, tú eres también una gran persona y poetisa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Páginas vistas en total