Libros Editados

Traductor para este blog

Los libros son las alfombras mágicas de la imaginación. Jorge Luis Borges

sábado, 4 de febrero de 2012

Recibí tu carta (Carta San Valentín II)


Cuando desperté ya te habías ido, tienes un trabajo muy demandante y sin horarios.
No puedo aseverar que me fui acostumbrando a tu ausencia, en realidad están las niñas,  pero ellas no pueden reemplazarte.

En este día de San Valentín quise recorrer todos los lugares que caminamos juntos, esos que atesoran los besos apasionados de nuestro romance.
Se me hace difícil ubicarme con los recuerdos y  los sentimientos que allí quedaron, siento todo tan lejano que me ahogan las remembranzas, extraño tu excitación cuando te cobijabas contra mi cuerpo mientras nuestras bocas, unidas por interminables y profundos besos, hacían de cada encuentro íntimo un ritual que cosquilleaba dentro de nuestras almas.
Estábamos convencidos que éramos el uno para el otro, nunca quise escuchar los rumores sobre ti, esos que intentaban hacerle sombra a nuestra relación.
Logramos ser una pareja estable durante el noviazgo, nos casamos y llegaron las niñas, así formamos una familia… casi perfecta.
Han pasado varios años y grandes cambios se produjeron, no nos dimos cuenta que dejamos de ser un matrimonio, cimentamos una relación dónde prevalece la amistad.
Estoy convencida que no se es esposa y amiga,  son dos roles que no moran juntos, cuando uno llega el otro se va, yo me olvidé de cómo ser tu esposa,  y tú cómo ser mi esposo.
Me obligo a recordarte que, a pesar de que tienes un carácter muy afable, tus explosiones emocionales realmente hieren a quienes vayan dirigidas, cruzas rápidamente hacia la ira locuaz y no logras medir la dimensión del enojo pero me acostumbré a tu manera impredecible de expresión.
Aunque no recuerdo que alguna vez me hayas pedido disculpas después de una discusión, sé que lo has hecho; seguramente no deseas perder a esa persona que consideras especial,  ella tiene atrapado, en su telaraña, a tu ser. Muchas veces, creo que goza del privilegio de conocer una parte de ti que jamás llegaré a descubrir, pero los celos no habitan en mí, jamás te tendrá por completo.
Logrando erradicar los nubarrones de pensamientos sagaces, estoy convencida de que seguiremos juntos haciendo prevalecer la unión familiar y me apego a la idea de que,  nuestro amor disipado por la amistad y la convivencia,  continúe más allá de las adversidades.

Pisando en el presente, quiero que sepas que recibí tu carta, ante mi sorpresa solamente escribiste: “Feliz San Valentín”.

Te dejo mi carta con todo el afecto que pueda llegar a un alma… que estuvo enamorada.


Graciela Fioretti / Jyosti
04/02/2012


**Obra registrada**


1 comentario:

Nonna dijo...

La amante esposa sufriendo y amando en silencio. ¿Cuantas mujeres escribirán una carta similar a esta?..muchas creo.
Excelente amiga, siempre me sorprendes.
besos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Páginas vistas en total